Durante bastante tiempo fui reticente a usar música y mucho menos auriculares durante el entrenamiento. Los únicos cascos que contemplaba poner sobre mi cabeza eran aquellos que te protegían de los golpes. Un prejuicio que seguramente me invadió debido a como me inicié en las artes marciales "tradicionales".

Lo pongo entre comillas porque lo que nos venden como tradicional no siempre coincide con la realidad histórica. Una muestra clara la puedes encontrar en el artículo que publiqué sobre la tradición de emplear protecciones para entrenar. De igual forma sucede con el uso de la música en la práctica de artes marciales. Si investigas un poco encontrarás que la música ha acompañado tanto en entrenamientos como combates a la práctica de artes marciales desde tiempos antiguos y en los distintos continentes.

Los beneficios de entrenar con música

Aunque emplear música sea costumbre en las tradiciones guerreras, como ya he comentado en muchos otros artículos, el hecho de que una práctica sea tradicional o que lleve muchos años empleándose no quiere decir que sea correcta (falacia ad antiquitatem). Más allá de la tradición, la ciencia ha demostrado los beneficios del uso de la música en múltiples ámbitos y entre ellos en el entrenamiento.

Como ejemplo, en la revisión de la literatura (un estudio donde se revisan los artículos científicos de mayor relevancia) “Effects of music in exercise and sport: A meta-analytic review” (Terry, et al., 2020) los autores encontraron que “escuchar música antes o durante la actividad física ofrece beneficios potenciales (…) la música tiene la capacidad de aumentar el disfrute, mejorar el rendimiento físico, reducir el esfuerzo percibido y beneficiar la eficiencia fisiológica en una variedad de actividades físicas.

En este sentido debemos diferenciar dos tipos de estudios:

  • Los que evalúan la realización de un mismo ejercicio con o sin música y observan si existe mejora al introducir la música.
  • Los que evalúan realizar nuevos tipos de ejercicios o variaciones de ejercicios que emplean la música como un elemento guía.

Atendiendo a los estudios científicos publicados hasta la fecha, la diferencia entre entrenar un mismo tipo de ejercicio con o sin música, reporta beneficios, aunque la magnitud de los efectos tiende a ser pequeña. Sin embargo, emplear la música para crear nuevos tipos de ejercicios sí que supone un hecho claramente diferencial.

0_mejores_auriculares_artes_marciales_deportes_combate_.jpg
La función de reducción de ruido que presentan algunos auriculares puede ser muy útil, pero para entrenar nunca emplees unos que te aíslen totalmente de los sonidos exteriores. Las consecuencias pueden ser nefastas.

Cómo usar auriculares para entrenar artes marciales o deportes de combate con música

En el ámbito de las artes marciales y los deportes de combate emplear auriculares puede ser muy útil para reproducir sesiones de entrenamiento pregrabadas donde una voz vaya “cantando” las distintas combinaciones de golpes o ejercicios a realizar. A esto le podemos sumar distintos tipos de música que vayan marcando la intensidad y el ritmo de golpeo.

Creo que es evidente, pero por si acaso recalco que el uso de auriculares no es adecuado para cualquier tipo de entrenamiento de artes marciales o deportes de combate. Por ejemplo, ponerte a entrenar sparring llevando los auriculares puestos, comporta a todas luces un grave riesgo para tu salud.

Por otro lado, cada vez es más frecuente encontrar auriculares deportivos que incorporan funcionalidades de monitorización del rendimiento físico, como la medición del pulso. De esta forma podemos evitar emplear pulseras fitness o pulsómetros de banda pectoral, que pueden resultar más incómodas o imprecisas durante determinados entrenamientos.

Como explico en el artículo “¿Cómo funcionan las pulseras de actividad física y los relojes de entrenamiento?”, las condiciones de nuestro entrenamiento hacen muy complicado encontrar un modelo que sea cómodo, preciso y seguro de portar para obtener datos mientras realizamos ejercicios de golpeo con intensidad.

Unos buenos auriculares podrían solventar este problema y sumar la posibilidad de hacer ejercicios basados en el empleo de la música o simplemente poder practicar con música de fondo.

Por su relación calidad precio, estos auriculares de Philips con pulsómetro integrado, son una de las mejores opciones para iniciarse en el entrenamiento con música.

El arco de este modelo de JBL asegura los auriculares al cuello, donde también se sitúa el pulsómetro. La calidad de sonido es bastante buena e incorpora bluetooth para llamadas con manos libres y alertas de vibración.

Características clave de auriculares para el entrenamiento de artes marciales y deportes de combate

Con lo expuesto hasta el momento debería estar ya claro que el uso de la música para determinados entrenamientos de artes marciales y deportes de combate es algo respaldado tanto por la tradición como a nivel científico y empírico. El verdadero problema que tenemos los practicantes de artes marciales y deportes de combate para entrenar con auriculares son los duros requisitos que estos deben cumplir.

Existen bastantes modelos de auriculares preparados para la práctica deportiva, pero nuestros entrenamientos son especialmente demandantes para estos cacharros. Acciones típicas como los constantes golpeos y movimientos de cabeza para la realización de esquivas, requieren auriculares que vayan mucho más allá de la resistencia al sudor.

Y hablando de sudor, ten en cuenta que aunque más del 95% del sudor esté habitualmente compuesto de agua, la resistencia al agua no es exactamente lo mismo que la resistencia al sudor. Así mismo, la resistencia al sudor y al agua no es una condición permanente, puede disminuir con el tiempo y según el tratamiento que se haya dado a los auriculares, podrá aguantar más o menos. Al final del artículo te dejo más información sobre la protección al agua y al polvo, porque es un tema un poco más complejo de lo que pudiera parecer en un primer momento.

Otro de los grandes problemas, y que explico en mayor detalle en el artículo sobre relojes inteligentes y pulseras de actividad física, es que el tipo de movimientos que realizamos en el entrenamiento de deportes de combate y artes marciales resulta muy perjudicial para los componentes electrónicos y mecánicos. En el caso de los auriculares, la cosa se pone también complicada, pero en otro sentido.

Si estamos lanzando puñetazos, los auriculares van a experimentar menores vibraciones en nuestra cabeza, que una pulsera colocada en nuestra muñeca, pero la fijación a nuestro cuerpo resulta más compleja. Si los auriculares no quedan bien anclados a nuestras orejas o a nuestra cabeza, los movimientos que realizamos en nuestros golpeos y esquivas resultarán ideales para que los cascos salgan disparados.

Además, “cada oreja es un mundo” y lo que a una persona puede resultarle comodísimo, a otra todo lo contrario. Unos mismos auriculares pueden agarrarse estupendamente a unas orejas y salir disparados a la mínima en otras. Las empresas se esfuerzan por hacer sistemas que intenten amoldarse a cualquier tipo de oreja e incluyen almohadillas y tapones de distintos tamaños, pero aún así, la garantía de agarre y comodidad no es total para cualquier persona.

Existe una solución para escuchar música sin que nada toque tus orejas. El sistema AfterShokz Aeropex, de conducción ósea asegura una gran estabilidad, calidad de música y orejas libres. Están homologados por la Federación Inglesa de Atletismo, resistencia IPX67, bluetooth 5.0 y un montón de clientes satisfechos. Totalmente recomendable.

Recomendaciones de compra de auriculares deportivos para el entrenamiento de artes marciales

Para que unos auriculares cumplan con todos los requisitos imprescindibles para la práctica de artes marciales necesitarás hacer una inversión adecuada o de lo contrario te arriesgas a que te duren dos entrenamientos. Si quieres probar cómo es eso de entrenar con auriculares y no tienes mucho capital o simplemente no quieres dejarte una fortuna para luego comprobar que no es algo que vaya contigo, mi recomendación es que optes por un modelo que tenga una buena fijación.

Puede que estés haciendo una prueba y no te importe que la calidad del audio sea mediocre, que no tengan bluetooth y se conecten a través de cable, o que se estropeen a los pocos meses por el sudor; pero si los auriculares se te caen cada vez que haces un movimiento brusco, más que ayudarte a entrenar serán todo un incordio.

En lo que respecta a auriculares económicos, los JLab Audio Fit Sport 3 es de lo mejor que he probado. No esperes una gran calidad de sonido, pero tampoco son de esos que te dejan los oídos fritos a los 10 minutos. Resistencia al sudor IP55, buena fijación e incorporan bluetooth. Por el precio que tienen, no se les puede pedir más.

Aunque la fijación sea un factor crítico en nuestro entrenamiento, hará falta una mínima calidad de audio. Entrenar sintiendo que están friendo huevos dentro de tus orejas por el ruido que meten tus auriculares, solo lo veo positivo para simulaciones de K.O., agotamiento y cosas así. Y es que el sonido nos puede beneficiar, pero si es un ruido desagradable, nos afectará negativamente.

Por otro lado, has de tener mucho cuidado si piensas que cualquier auricular (muy) caro te va a servir para los entrenamientos de deportes de combate. Conseguir una muy buena calidad de audio es muy caro, puede que todo el coste de lo que estés adquiriendo sea por audio u otros factores como diseño o marca. Estos factores no garantizan que tus auriculares sean resistentes al sudor o que no vayan a salir disparados a la primera de cambio. Insisto, que una cosa es soportar el sudor normal de una persona escuchando música en verano y otra muy distinta que los auriculares estén preparados para soportar el sudor de un entrenamiento de alta intensidad 5 veces por semana.

Amazfit, la marca de Xiaomi para relojes y pulsera de actividad física, también dispone de unos auriculares deportivos con pulsómetro integrado y un precio muy reducido para las características que incorpora como bluetooth 5.2, micrófono, ganchos magnéticos para mayor seguridad, 4 juegos de tapones con distintos tamaños, reducción ruido ambiente y una buena calidad de sonido.

Unos auriculares pueden considerarse de mejor calidad por factores como el sonido, el consumo de batería, la conectividad con otros dispositivos o por incluir funciones adicionales como la incorporación de pulsómetro.

Nosotros, para nuestras recomendaciones hemos primado la resistencia y la fijación, entendiendo que hay unos mínimos de calidad para cada factor, que cuando no se cumplen hacen imposible que unos auriculares suban de categoría, independientemente de lo buenos que sean en otras cosas ¡y de su precio! ¿De qué te sirven para entrenar los auriculares con el mejor sonido del mundo, si van a salir disparados de tu oreja cuando lances tu primer golpe?

Lamentablemente, mientras que la calidad del sonido es más fácil de evaluar (aunque no todos los oídos son capaces de apreciar ciertas mejoras), la resistencia de los materiales y componentes electrónicos de los auriculares solo se puede aproximar de forma realista probando muchos hasta que se rompen.

La calidad de sonido de los auriculares Beats by Dr. Dre está fuera de toda duda y su modelo deportivo es de lo mejor del mercado. De hecho, si eres usuario de dispositivos Apple, este modelo es sin duda la mejor opción de auriculares deportivos del mercado. Evidentemente, se nota en el precio.

La mayoría de los fabricantes emplean otros sistemas de estimación mucho más teóricos para predecir cómo de resistentes serán sus auriculares. La resistencia de los auriculares se suele estimar en base a pruebas que se han hecho con los componentes individuales y en muy raros (y caros) casos, con datos de uso reales del producto ensamblado. Así las cosas, no tenemos más remedio que fiarnos de lo que nos dice el fabricante y del tipo de garantía que nos dé.

Aunque algunos auriculares pueden parecer muy caros, te recomiendo que te plantees si merece la pena gastarse 30 € en unos cascos que te van a durar un año reproduciendo música a calidad mediocre o invertir 80 € en adquirir unos auriculares con garantía de 3 años que reproducen música a buena calidad. No todas las elecciones van a ser tan evidentes, pero te recomiendo que hagas cuentas a largo plazo y no te fijes solo en el precio que vas a pagar en primera instancia.

Jabra es una de las marcas de auriculares de alta gama en la que confían más deportistas. El modelo Elite 7 está específicamente pensado para deportistas que realizan deportes de alta intensidad, incorporando la tecnología “Jabra ShakeGrip” que segura que los auriculares se mantendrán en su sitio por intenso que sea el ejercicio. Tiene modelos más económicos, todos con una buena calidad de sonido que yo he visto emplear en entrenamientos de boxeo sin problemas.

La prestigiosa marca de productos de audio BOSE también cuenta con varios modelos de auriculares deportivos. Partiendo de que todos son de gama alta, en relación calidad/precio yo te recomiendo los Soundsport.

BONUS: Entiende la protección al agua y al polvo de tus auriculares ¿Qué significa la protección IPX?

La protección IPX nos indica como de resistentes son los productos tecnológicos al agua y al polvo. La norma fue desarrollada por la Comisión Electrotécnica Internacional y en los productos electrónicos se suele indicar cómo IP seguido de uno o dos números, por ejemplo “IP55”.

Estos dos números que siguen a las letras IP, son los que nos indican el grado de protección, el primer número se refiere a la resistencia a las partículas sólidas (como el polvo) y el segundo a los líquidos. Si en lugar de “IP55” te encuentras IPX5, esta X quiere decir que no se especifica el valor del primer número, esto es, la protección contra el polvo.

  • IPX2 e IPX3 – Protección moderada, deberían aguantar un entrenamiento intenso, incluso si sudas bastante. Eso sí, no los laves con agua y probablemente, si siempre tienes entrenamientos intensos, no aguanten demasiado tiempo.
  • IPX4 e IPX5 – Estos niveles ofrecen una protección más contundente contra salpicaduras de agua y sudor. No son impermeables, pero más que suficiente para unos auriculares deportivos.
  • IPX 6 – Siguen sin ser impermeables, pero soportan chorros de agua potentes. Esto quiere decir que deberían poder aguantar en la ducha o que podrías lavarlos bajo un chorro de agua, pero ¿es realmente necesario?
  • IPX7 e IPX8 – Estos niveles hacen referencia a lo que aguantan sumergidos bajo el agua. IPX 7 sería para un metro e IPX8 para más de un metro ¡pero mucho ojo! IPX7 e IPX8 no implica que sean impermeables, la impermeabilidad la certifica otra normativa, la ISO 6425. Además, que un dispositivo sea sumergible (IPX7 e IPX8) no quiere decir que también soporte chorros de agua a presión. Esto es un poco lioso, pero realmente en nuestro caso no nos afecta demasiado, ya que no sudamos “a presión”.

En principio, cualquier cosa por debajo de IPX2 no está preparada para el entrenamiento deportivo, pero puede que te hayas encontrado con dispositivos pueden sobrevivir al agua o al polvo, aunque no tienen una clasificación IP. Esto puede deberse a algo tan simple como que el fabricante no haya querido certificarlo. También ocurre que aunque un dispositivo tenga certificación, luego el fabricante no de la garantía correspondiente. Por ejemplo, el iPhone XR, tiene una protección IP67, pero la garantía de Apple no cubre los líquidos.

Si eres de los que suda mucho, muchísimo, estos auriculares de SONY están preparados para natación en el mar y soportar altas temperaturas, además de la calidad de sonido esperada de esta afamada marca.

Si quieres más información sobre los factores de calidad de los auriculares y recomendaciones sobre modelos más allá del ámbito del entrenamiento y el deporte, visita el exhaustivo artículo sobre auriculares de Geektopia.