El spray de pimienta es un arma de defensa personal accesible en muchos países tanto a profesionales de la seguridad como al resto de la ciudadanía. También es conocido como spray (o espray) de defensa, spray antiagresiones o spray antivioladores y en España, es el único arma de defensa personal que puede ser adquirida sin necesidad de sacarse una licencia específica.

Si tienes o piensas adquirir un spray de pimienta como arma de defensa personal esta guía te ayudará a evitar situaciones desafortunadas. Como verás, es una guía muy detallada que trata temas diversos como su uso, porte, mantenimiento, legalidad o primeros auxilios; así que para facilitarte las cosas puedes emplear el índice y acceder directamente a los temas que más te interesen.

Aunque el spray es un arma de baja lesividad y muy pocas probabilidades de causar complicaciones o efectos secundarios, no debemos olvidar que se está adquiriendo un arma y sería necesario al menos un mínimo de información y formación por parte del que lo adquiere.

¿Cómo funcionan los espráis de defensa?

Los espráis de defensa proyectan una sustancia química irritante sobre el agresor que le obliga a ceder en su empeño, dando un tiempo a la víctima para ponerse a salvo. Los efectos de estas sustancias deberían ser temporales e inocuos tras pasar unos minutos. La homologación de los espráis de defensa persigue precisamente que así sea, controlando la composición de los mismos. A pesar de ello, debido a las circunstancias de salud específicas de cada persona, el uso de estos espráis puede causar complicaciones y daños de mayor consideración.

Los primeros modelos de spray de defensa no se diferenciaban demasiado de cualquier otro producto contenido en un aerosol. Afortunadamente, los fabricantes han ido incorporando elementos que mejoran su usabilidad, facilitando su extracción, disparo, mantenimiento y reduciendo la posibilidad de accidentes tanto en su aplicación como en su porte.

2_spray_pimienta_seguro_disparo.jpg
Espráis con varias mejoras concebidas para su uso por parte de runners que temen ser asaltados o atacados por algún animal durante su práctica deportiva.

Los modelos actuales cuentan con características como mecanismos para impedir el disparo accidental o formulaciones que evitan la dispersión del aerosol por el viento, lo cual también incrementa su alcance efectivo.

Diferencia gas lacrimógeno, gas pimienta y gas CS

El gas lacrimógeno es un término genérico para referirse a cualquier para cualquier químico capaz de causar incapacidad temporal mediante la irritación de los ojos o del aparato respiratorio. El uso original de este tipo de gases está asociado a cuerpos de seguridad (ej. antidisturbios, operaciones especiales) y militares, adoptando un formato de bote que al ser lanzado comienza a emitir el gas a ritmo constante. Su formato para uso como arma de defensa personal es el de un pequeño bote que lanza el producto mientras se accione un botón.

Aunque te sorprenda el gas pimienta no está relacionado con la afamada especia. Su poder como gas irritante proviene de la capsaicina, un compuesto derivado de los frutos de las plantas del género Capsicum, como los pimientos o los chiles. Por este motivo el gas pimienta también recibe el nombre de gas OC de “Oleoresin capsicum”. ¿Quizás deberían cambiarle el nombre a "gas pimiento"? Pista: La palabra inglesa se refiere tanto a pimienta como a pimiento.

3_spray_pimiento_carolina_reaper.jpeg
El pimiento Carolina Reaper tiene el record Guinness del picante. Solo verlo ya da mal rollo.

El gas CS es otro gas lacrimógeno ampliamente aceptado como arma de defensa personal. En este caso sus efectos provienen de una sustancia conocida como clorobenzilideno malononitrilo. Este gas es el que se suele emplear por las fuerzas de seguridad para control de masas. Una vez lanzado, el compuesto CS al encontrarse a temperatura ambiente se deposita en forma de polvo.

Algunos sprays de defensa pueden emplear formulaciones que combinen distintos productos, pero generalmente emplearán gas OC o gas CS como base. En lo que refiere a su uso para defensa personal el spray basado en OC es más recomendable que el CS, principalmente por los siguientes motivos:

  • Eficacia. Los efectos del gas CS se centran en la irritación ocular y el lagrimeo y desaparecen con mayor rapidez una vez cesa la exposición directa al mismo. Esta menor efectividad es especialmente notable en 2 casos:
    • Personas bajo los efectos de sustancias estupefacientes.
    • Animales con un subdesarrollado conducto lagrimal y protección de pelaje.
  • Dispersión. El gas CS está pensado para controlar masas, se dispersa con facilidad.
  • Inflamabilidad. El gas CS es inflamable (con precalentamiento), mientras que el OC no lo es. Esto NO quiere decir que todos los sprais que empleen OC no sean inflamables. La inflamabilidad dependerá de la formulación específica y en cualquier caso, si es inflamable, debería figurar la señal de peligro en el envase.
4_bote_gas_cs.jpg
Bote de gas CS soltando humo de forma constante.

¿Son peligrosos los espráis de defensa?

Tanto los espráis de pimienta como los espráis CS están formulados para causar una incapacidad temporal que no cause efectos a largo plazo. Sin embargo, existen casos extremos aislados que han terminado en el fallecimiento de la persona sobre la que se ha aplicado.

La peligrosidad de los gases lacrimógenos aumenta en casos como:

  • Exposición prolongada o empleo de grandes cantidades.
  • Problemas médicos, principalmente problemas respiratorios como el asma.
  • Interacción con medicamentos.
  • Hipersensibilidad a las sustancias irritantes.

Otro situación de especial peligrosidad es cuando se emplean espráis inflamables. Uno de los casos más impactantes ocurrió en Polonia, en un partido de fútbol entre el Slask Wroclaw y el Zaglebie Lubin. La policía actuó con un spray de gas lacrimógeno frente a un aficionado que sostenía una bengala, formando una bola de fuego.

5_spray_defensa_inflamable_polonia_2.jpg
Imagen del incidente (Sebastian Borowski / Newspix.pl) junto a un formato típico de spray de pimienta para uso policial. El spray mostrado no se corresponde con el que emplea el policía de la imagen.

Primeros auxilios. Qué hacer si te ves afectado por el gas pimienta o el gas CS

Los efectos concretos de un spray de defensa, la duración típica de los mismos y las medidas a tomar si te ves afectado, deberían figurar cuando adquieres un spray de defensa. Lamentablemente, cuando no es por causa de accidente, es complejo (a menos que reconozcas el envase del producto que han lanzado) conocer la formulación exacta del spray para saber cómo proceder.

La capsaicina, el principio activo principal en el spray pimienta no es soluble en agua, por lo que la aplicación de la misma para lavar los ojos no resulta efectiva y podría extenderlo. Por el contrario sí es soluble en grasas y aceites, por lo que se pueden emplear detergentes o productos como la leche para lavar el producto. Exactamente la misma recomendación a seguir cuando comes algo demasiado picante, puesto que es exactamente el mismo compuesto químico. Fomentar el lagrimeo animando a la persona a parpadear constantemente también puede contribuir a la mejoría.

El principio activo del spray CS es completamente distinto al del de pimienta, por lo que las medidas a tomar son distintas. En este caso sí es recomendable lavar los ojos con solución salina o agua estéril y la piel (y ropa en cuanto sea posible) con agua y jabón. La nariz y la boca también deben enjuagarse, acciones como toser, escupir y sonarse facilitarán la mejoría.

En cualquier caso, la conducta P.A.S. (Proteger, Alertar y Socorrer) para primeros auxilios, se aplica también a este tipo de situaciones. Esto supone que al dar la alerta, los servicios de emergencia podrán indicarte la mejor forma de proceder para prestar auxilio.

Independientemente del compuesto debes evitar rascarte o restregarte los ojos o la piel. La ropa puede quedar impregnada de los compuestos irritantes, por lo que las personas que estén prestando auxilio deben guardar igual cuidado. Si se presenta una dificultad severa en la respiración, una irritación grave o la ausencia de mejora transcurrido un tiempo prudencial (ej. perdida de visión total, dolor incesante) el afectado debería ser trasladado a un hospital para recibir un tratamiento específico. Los problemas graves de respiración deben ser tratados administrando oxígeno y puede ser necesario el uso de broncodilatadores.

¿Cuánto pica el gas pimienta?

Los aficionados a las comidas picantes o a los programas gastronómicos habréis oído hablar de la escala Scoville, empleada para medir el picor en los pimientos, siendo un indicativo de la cantidad presente de capsaicina. En realidad no es una escala muy fiable, porque parte de apreciaciones subjetivas, pero su nombre es muy comercial y es ampliamente usado como medida publicitaria de salsas … y también de espráis de defensa personal.

La medida es subjetiva porque básicamente consiste en diluir el extracto del pimiento en agua azucarada hasta que un comité de expertos organolépticos deja de apreciar el picante. Cuando se indica que un pimiento de padrón (de los que pican) estaría entre las 2. 500 y 5. 000 unidades de calor de Scoville (SHU), significa que su extracto tiene que ser diluido entre 2.500 y 5. 000 veces para que se deje de apreciar el picante.

7_pimientos_escala_scoville.jpg

Dado que la medida de SHU no brilla por su precisión, lo conveniente es emplear técnicas como a la cromatografía líquida de alta eficacia, con la que se puede calcular el porcentaje de capsaicina que incluye el spray. Para que te sirva de referencia, a la capsaicina en estado puro se le atribuyen 16. 000. 000 de unidades SHU. El pimiento más picante del mundo certificado por el libro Guinness de los records es conocido como “Carolina Reaper”, con un valor superior a los 2. 000. 000 de unidades SHU.

¿Es legal el spray de pimienta?

Los espráis lacrimógenos y en concreto el espray de pimienta son legales como arma de defensa personal en muchos países, pero no es legal en todos los países ni se aplican las mismas condiciones. Además, las normativas de armas se van actualizando, así que debes tener mucho cuidado con la información que encuentres al respecto y contrastarlo siempre con la última legislación proporcionada por los organismos oficiales.

Por ejemplo, a fecha de publicación de la primera edición de este artículo (octubre 2020), mientras que en España es el único arma de defensa personal autorizado que no requiere licencia, en Canadá es un arma restringida a cuerpos de seguridad y en Finlandia se le aplica la consideración de arma de fuego, requiriendo una licencia específica para su uso civil. En países como Alemania y Canadá se permite el uso del spray para defenderse de animales salvajes.

8_pistola_spray_pimienta_marca_mace.jpg
Pistola con balas de gas pimienta desarrollada por la empresa Mace (mace.com)

Además del spray existen otros tipos de armas que emplean este tipo de sustancias irritantes. En Letonia, a partir de los 18 años cualquier persona puede comprar pistolas de gas cargadas con balas de gas de pimienta o CS como arma para defensa personal.

Homologación de los sprays de defensa

El proceso de homologación es necesario para verificar que el spray cumple con los requisitos indicados para que pueda ser empleado como arma en las condiciones de seguridad que establece el legislador.

En España esta homologación proviene del Ministerio de Sanidad y Consumo, previo informe de la Comisión Interministerial Permanente de Armas y Explosivos, el cual establece parámetros como la cantidad del principio activo máxima que debe contener la formulación del spray de defensa.

Los espráis homologados se consideran permitidos por lo que pueden adquirirse en armerías acreditando la mayoría de edad mediante la presentación del documento nacional de identidad, pasaporte, autorización o tarjeta de residencia. Los espráis de defensa no homologados se consideran armas prohibidas, lo cual incluiría los de fabricación casera.

Antes de adquirir un spray de defensa debes comprobar que esté homologado para el uso civil. El hecho de un spray se encuentre a la venta en una armería no te garantiza que esté homologado. Para comprobar si un spray de defensa está homologado debes acceder a la web del Ministerio de Sanidad y Consumo, aquí os dejamos una imagen con los espráis de defensa homologados a fecha de 12 de octubre de 2020.

9_esprays_spray_defensa_homologado_espana_08102020.jpg
Listado de espráis de defensa homologados en España junto a la fotografía de dos de ellos. Consulta a fecha 12/10/2020

¿No existe ningún otro arma de defensa personal legal en España?

Si hablamos de un arma al cual pueda acceder cualquier persona sin necesidad de cumplir unas condiciones especiales y sacarse una licencia, la respuesta es no. La única otra opción como arma de defensa personal sería un arma corta de fuego con licencia tipo B, pero tal y como podemos encontrar en la web de la Guardia CivilLa razón de defensa de personas o bienes, por sí sola, no justifica la concesión de la licencia B. Su expedición tendrá carácter restrictivo, en este sentido se limitará a los supuestos de especial riesgo.”

Existen otros tipos de licencia de armas, como las de competición o las de caza, las cuales no permiten su uso para defensa personal y no puedan ser portadas a tal efecto. Puede darse el caso excepcional (ej. violento asalto domiciliario) donde un arma cuyo uso no estaba concebido para defenderse se acabe empleando con tal fin, igual que podría haberse empleado un cuchillo de cocina o un palo de golf. Siguiendo este ejemplo, existen multitud de objetos cotidianos que excepcionalmente pueden acabar siendo empleados como armas para defenderse, son las llamadas armas de fortuna.

Por otro lado contamos con utensilios que pueden ayudarnos a detectar o dar la alarma en caso que estemos en situación de riesgo y disuadir así al agresor. El ejemplo más habitual y eficaz serían las alarmas personales que emiten un potente ruido y en algunos casos se acompañan con señales luminosas, para llamar la atención y pedir socorro. Hay versiones para niños y otras específicamente pensadas para saltar en caso del robo de un objeto al que se las ancle.

10_llavero_alarma_defensa_personal.jpg

También puedes encontrar un buen número de aplicaciones tipo “botón del pánico” para el móvil con distintas funcionalidades: dar alarma a contactos / policía enviando posición GPS, empezar a grabar lo que está ocurriendo, etc. Por último, existen dispositivos más sofisticados y mucho menos extendidos para detectar posibles situaciones de peligro como las gafas con retrovisión o los detectores de droga en la bebida.

En qué circunstancias es legal defenderse con spray de pimienta

El uso irresponsable o injustificado de cualquier arma puede acarrear consecuencias penales, independientemente de que esta sea legal. Al igual que cualquier otro arma, el uso del spray de pimienta como medio defensa debe responder a los criterios legales de cada país. Evidentemente, el primer criterio será poder acreditar la legalidad del propio arma, tal como explica el apartado anterior.

Aunque la normativa puede variar sustancialmente entre países e incluso regiones o localidades, existen una serie de principios de actuación bastante extendidos que en última instancia toman como base el cumplimiento de los Derechos Humanos. En estos se incluyen tanto la legítima defensa de cualquier civil, como el uso proporcional de la fuerza (ej. Congruecia, Oportunidad, Proporcionalidad) por parte de los profesionales de la seguridad pública y privada.

Legítima Defensa y uso de spray pimienta

La legítima defensa es un concepto definido en el Código Penal español como una eximente de responsabilidad cuando se obre en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran tres requisitos:

  1. Agresión ilegítima. La legítima defensa parte de la necesidad de proteger los bienes jurídicos frente a ataques o agresiones injustas. El Código Penal especifica que en caso de defensa de los bienes se reputará agresión ilegítima el ataque a los mismos que constituya delito y los ponga en grave peligro de deterioro o pérdida inminentes. En caso de defensa de la morada o sus dependencias, se reputará agresión ilegítima la entrada indebida en aquélla o éstas.
  2. Necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla. Esta sería la gran cuestión a aclarar en caso de emplear el spray de defensa, pues de algún modo se debe justificar que el medio que has empleado para defenderse se ha empleado de forma racional. Esta necesidad racional responde a preguntas como ¿era el medio menos lesivo para repeler la agresión? ¿podrías haber evitado la agresión de otro modo (ej. corriendo, intentando rebajar la tensión)? y yendo un poco más allá ¿has usado el arma de manera adecuada? Imagina que te defiendes empleando el spray contra un agresor al cual claramente no puedes hacer forma de otro modo, pero en lugar de disparar y huir le vacías todo el bote en los ojos mientras se retuerce por el suelo. Puede que la necesidad estuviera allí, pero el spray no lo habrás usado de manera demasiado racional, puesto que te excediste en el modo que lo empleaste.
  3. Falta de provocación suficiente por parte del defensor. Supone que no ha existido ningún tipo de provocación por tu parte incitando a una agresión. Respecto a este punto es fundamental que entiendas que no se arregla con un “él empezó primero”. Si alguien te provoca y tú respondes provocando y alentando que se produzca la agresión, a sabiendas de que podrías tener una cierta ventaja por ir armado, se consideraría la existencia de provocación por parte del defensor; aunque no la hubieras comenzado tú.

Por esto, en el caso de España el uso del spray de defensa está restringido a causas excepcionales de inminente peligro como una amenaza real y directa contra la integridad física, una violación inminente o el ataque de un animal.

spray_defensa_ilustracion_ai_art.jpg

Uso del spray pimienta por profesionales de seguridad privada y los cuerpos y fuerzas de seguridad pública

A los profesionales de la seguridad (pública y privada) se les suponen unos conocimientos y habilidades que les permiten hacer un uso controlado de la fuerza, atendiendo a los principios de coherencia, oportunidad y proporcionalidad. A estos profesionales se les dota de unos medios que son los que deben emplear para realizar su trabajo. Aunque en otros países se permita que los profesionales de seguridad adquieran sus propios medios, en este caso sus propias armas; en España, deberían ceñirse a lo que se les autorice y proporcione como dotación.

Esto supone que además de que un determinado colectivo (Policía Nacional, Guardia Civil, Mossos d’Esquadra, Ertzaintza, Policía Foral de Navarra, Policía Canaria, Policía Local o seguridad privada) tenga permitido el empleo de un arma, esta debe ser suministrada por su cuerpo o empresa y nunca usar una adquirida personalmente.

En España la Ley de Seguridad Privada, no establece el spray de defensa como arma reglamentaria, al igual que sucede con el bastón extensible o la defensa eléctrica. Para su uso las empresas de seguridad deben solicitar a la Dirección General de la Policía una autorización específica para el uso de las armas adicionales que se estimen oportunas, cuando así lo requiera algún tipo de servicio que por sus especiales características lo requiera.

Recientemente (2019), debido a un aumento generalizado de agresiones a vigilantes de seguridad, el gobierno catalán autorizó a los vigilantes de seguridad destinados en Metro, Renfe, TMB, FGCa portar sprays de pimienta (los proporcionados por sus empresas) durante el desarrollo de su servicio.

Porte del spray de defensa. Espráis ocultos o camuflados

Que un spray pueda ser empleado como arma de defensa personal no significa que pueda ser portado en todo momento. La prohibición de portar armas para acceder a ciertos recintos también afecta a los espráis de defensa, como armas que son.

Un spray de defensa camuflado bajo la apariencia de otro objeto, como un perfume, sería un arma oculta y podría traerte consecuencias legales graves. Al menos en España, no esperes encontrar a la venta un spray camuflado, que no refleje claramente que es un arma, como homologado.

13_armas_ocultas_spray_pimienta.jpg
Espráis de defensa camuflados como otros utensilios (mosquetón, pintalabios, anillo y bolígrafo)

Recetas de spray de pimienta casero

Las recetas más habituales de spray de defensa casero se basan en la maceración alcohólica de pimientos muy picantes, para extraer el principio irritante. Este método también se emplea con fines mucho más benignos para la extracción de compuestos en la elaboración de perfumes y jabones. Al contrario de lo que se puede apreciar en algunos vídeos de youtubers, los espráis caseros no están homologados, por lo que su uso no está permitido sino específicamente prohibido.

La excusa previamente pensada por parte de los que escogen esta (ilegal) vía es alegar que se trata de un aliño casero para ensalada picante. Si bien es cierto que existen aliños muy picantes (más de 1 millón de HSU) que bien podrían ser empleados como arma, parece una excusa difícil de sostener en una gran cantidad de casos. Casi mejor llevar directamente el bote comercial de salsa y emplearlo como arma de fortuna.

En cualquier caso, son muchos los problemas que te puedes encontrar en una elaboración casera además de los legales, como una efectividad muy baja, efectos inesperados o accidentes durante la elaboración. Por eso, aunque residas en un país donde sí esté permitido o exista un vacío legal en cuanto al uso de espráis de defensa caseros, no te recomiendo que esta sea tu primera opción para mejorar tu capacidad de defenderte.

¿Cómo se usa el espray pimienta?

Antes de usar un arma debes conocerla y practicar con ella. Los espráis de defensa no son una excepción y precisamente por ese motivo existen modelos de entrenamiento completamente inocuos. El primer paso para emplear un spray de defensa es tenerlo a mano y aprender a extraerlo, estableciendo lo que se denomina un protocolo de extracción. Afortunadamente, para practicar como extraer y apuntar con un spray de defensa no te hace falta realizar ningún desembolso adicional.

Spray de práctica marca Sabre Red

Ten en cuenta que “los nervios” producidos por estar en una situación de riesgo pueden afectar bastante tu capacidad para localizar y manejar objetos. Practicar este primer paso es esencial y lo ideal sería que lo hicieras simulando alguna agresión, con tal de acercarte lo máximo posible al estado en que te encontrarías en una situación real.

Tipos de spray de defensa según la proyección del producto irritante

Existen tres tipos de spray de defensa atendiendo a la forma que adopta el producto irritante al ser lanzado.

  • Tipo niebla. Sería lo más parecido a un aerosol de los que encontramos en productos habituales como un desodorante, un insecticida o un producto de limpieza; pero con menor dispersión y mayor capacidad de alcance. Este tipo de espráis tienen un menor alcance, presentan dificultades cuando se emplean en exteriores con rachas de viento y su dispersión produce que varias personas alrededor del objetivo puedan verse afectadas. Claro que esto puede ser un problema o una ventaja, en caso que existan varios agresores próximos entre sí.
  • Tipo chorro. Se trata de un chorro similar al de una pistola de agua, atendiendo a la calidad del producto este chorro será más compacto y llegará más lejos. Los espráis de baja calidad no suelen alcanzar grandes distancias y los chorros tienden a deformarse, soltando gotitas por el camino.
  • Tipo gel. Son los espráis con una menor dispersión, ya que el producto se lanza como un gel en lugar de como un líquido. Por contrapartida requieren una mayor precisión. Por hacer un símil con un utensilio inofensivo y habitual, lo más cercano sería un spray de serpentinas.
  • Tipo espuma. En los espráis de calidad la espuma sale en un chorro bastante compacto que se expande después de una buena distancia o al impactar, de forma similar a las espumas de afeitar tipo gel. En las de peor calidad la espuma se expande mucho antes, lo cual afecta a la distancia, precisión y resistencia al aire.

Spray de espuma marca SABRE

Métodos para apuntar y disparar un spray de defensa

Los métodos para apuntar y disparar un spray de defensa están directamente relacionados con la forma en la que se proyecta la sustancia irritante, explicados en el apartado anterior. Igualmente deberás conocer la distancia efectiva y las particularidades de formulación de cada marca.

  • Para los espráis de tipo niebla, si la distancia es considerable comienza apuntando a la altura de pecho, dado que el spray empezará a ascender y realiza movimientos verticales, arriba y abajo. Según lo reducida que sea la distancia y las condiciones de viento puedes apuntar directamente a la cara o a la altura del cuello.
  • Para los espráis tipo chorro y los espráis tipo gel apunta a la zona de los ojos y realiza barridos en horizontal, buscando asegurar el impacto en ambos órganos.
  • Para los espráis tipo espuma lo más conveniente es trazar círculos alrededor de la cara, como si quisieras cubrirla por completo.

Vídeo sobre cómo apuntar y disparar los distintos tipos de spray por Sabre Red.

Ojo, porque aunque hay un patrón general y una relación entre la capacidad de distancia efectiva, pueden existir diferencias notables entre marcas, aun siendo todas de calidad y estando homologadas. Lo más conveniente es que al menos entrenes un par de veces con el spray que vas a utilizar o con una versión de entrenamiento de la misma marca. Entiendo que el desembolso pueda doler, pero seguramente te dolerá más si tienes que usarlo y la cagas en el peor momento.

Uso del spray pimienta en animales

El spray de pimienta también se emplea frecuentemente para defenderse de ataques de animales y como indiqué anteriormente en algunos países es el único uso civil autorizado. Su uso más habitual es para repeler ataques de perros y osos. En estos animales el spray ocasiona sensaciones de ardor significativas en los ojos, la nariz y las membranas mucosas causando efectos similares a los ocurren en las personas.

Mantenimiento del spray pimienta

Cualquier tipo de spray necesita unas condiciones para operar con normalidad y no degenerarse. Estas condiciones deberían especificarse dentro de las instrucciones de uso del spray, siendo la temperatura uno de los factores clave para su correcta conservación. No conservar correctamente un spray puede suponer que pierda efectividad o incluso causar un accidente por mal funcionamiento o fuga del material irritante. Sigue las instrucciones de conservación de tu spray y vigila su fecha de caducidad.

Qué hacer después de emplear un spray pimienta

El primer paso, en la mayoría de los casos sería ponerse a salvo y buscar ayuda. No debes ensañarte con el agresor aprovechando que está incapacitado. Contacta con la policía y explica lo sucedido. Algunos sprays depositan una sustancia luminiscente que permanece activa durante 24/48 horas, con el fin de facilitar la identificación del agresor.

14_spray_pimienta_luz_uv_identificacion_agresor.jpg
Marcas de identificación bajo luz UV de los espráis de pimienta marca mace (mace.com)

Siempre existe la posibilidad de restos del spray lleguen a tus manos o tu ropa, por lo que deberás tomar precauciones, siguiendo los principios mencionados en el apartado de primeros auxilios. Aunque los espráis pueden ser empleados varias veces, mi recomendación personal, siempre que te lo puedas permitir es que adquieras uno nuevo. No deseches el que has empleado, es una prueba de lo que ha sucedido. Entre otras cosas para comprobar que el spray utilizado era legal o evaluar la cantidad de producto utilizado ¿recuerdas lo que expliqué en el apartado sobre legítima defensa?

Problemas frecuentes: Qué no debes hacer con un spray de defensa

  1. No practicar un protocolo de extracción. El spray está concebido para ser empleado en situaciones de riesgo inminente. En este contexto tu capacidad de actuar se verá afectada. Es especialmente necesario practicar un protocolo de extracción que te permita emplear tu spray de defensa de forma rápida y segura.
  2. No tener el spray a mano. Si tu protocolo de extracción pasa por rebuscar el spray entre montones de cosas en un bolso, no es un buen protocolo de extracción. Algunas personas adquieren o fabrican sujeciones específicas para poder acceder al spray lo antes posible. Si estás volviendo a casa y crees que te están siguiendo puedes asegurarlo en tu mano en lugar de esperar a que se produzca la agresión para buscarlo.
  3. No haber practicado el disparo o no usar la técnica correcta. Si no sabes cómo va a disparar tu spray y no tienes ninguna experiencia al respecto, es muy aventurado pensar que en una situación donde tú integridad corra peligro vas a ser capaz de actuar con total acierto, como un héroe de película. Te recomendamos que practiques, siguiendo las instrucciones que damos en la sección ¿Cómo se usa el spray pimienta?
  4. No ponerse a salvo y dar la alarma después de usar el spray. Los efectos del spray pueden variar según la persona sobre la que se use (por ejemplo, si va drogado) y el acierto que hayas tenido al emplearlo. Puede que la persona quede completamente anulada por el dolor o simplemente quedar cegada. Imagina una persona armada con un cuchillo que ha quedado cegada pero lo sigue moviendo rabiosamente de lado a lado. Debes emplear el spray para garantizar que puedes ponerte a salvo ¡hazlo a la menor oportunidad! Y no recurras al ensañamiento.
  5. No preocuparte del mantenimiento de tu spray, incluyendo no ser consciente del uso que le hayas podido dar hasta la fecha para entrenar o para repeler una agresión. Un mal mantenimiento puede llevar a accidentes, autolesiones y pérdida de efectividad. Emplear un spray poco efectivo, además de no frenar la acción del agresor, seguramente le enfurezca, pierdas el factor sorpresa e incrementes el grado de violencia.
  6. No actuar apropiadamente tras su uso. No denunciar la agresión, tirar el bote después de su disparo o seguir empleándolo sin tener en cuenta las circunstancias de su uso para repeler una agresión.
  7. No adquirir un spray homologado (en los países en que sea necesario). Adquirir un spray no homologado, aunque sea de calidad, te puede acarrear consecuencias legales, por el mero hecho de portarlo. Estas consecuencias pueden agravarse si se trata de un spray camuflado como un utensilio inofensivo (arma oculta). Pensar que los espráis no homologados o ilegales darán mejor resultado es otro error común.
  8. No adquirir un spray de calidad. Los espráis de calidad evitan accidentes, aseguran la eficacia y facilitan el mantenimiento, entre otros. Estamos hablando de un arma que va a garantizar tú seguridad en una situación de riesgo y teniendo en cuenta la diferencia de precio, el ahorro no merece la pena. En el siguiente apartado te mostramos las características más relevantes a tener en cuenta para adquirir un buen spray de defensa.

Cómo elegir el mejor spray de defensa

Erróneamente, son muchas las personas que sólo se fijan en la composición (generalmente la concentración) de la sustancia irritante para la elección del spray. Existen muchas otras características relevantes y además debe tenerse en cuenta que atendiendo a las diferentes legislaciones esta composición de la sustancia irritante puede tener unos valores fijados por ley.

15_caracteristicas_importantes_spray_defensa.jpg
Imagen publicitaria de la marca Sabre Red mostrando varias características de relevancia.

Estas son las características principales en las que te recomendamos te fijes para elegir tu spray de defensa personal:

  • Como menciono al comienzo del artículo, el spray pimienta es, en general, una mejor opción que el CS. Te recomiendo los espráis cuya composición se base en capsaicina.
  • Sistema que facilite la orientación en el disparo e impida que puedas autodispararte.
  • Sistema que evite el disparo accidental, con o sin seguro.
  • Resistencia del envase y protección frente a temperaturas extremas.
  • Que no sea inflamable ni explosivo.
  • Tamaño y forma que permita su porte y extracción rápida
  • El tipo de disparo: nube, chorro, gel o espuma. Cada uno cuenta con sus ventajas e inconvenientes y son más o menos adecuados según el tipo de uso que se les quiera hacer.
  • Alcance efectivo.
  • Cantidad de producto, número total de disparos y capacidad de disparos por segundo.
  • Necesidades de mantenimiento. Fecha de caducidad.
  • Detalle sobre los efectos causados, duración y como mitigarlos. Ausencia de efectos secundarios.
  • Sustancia marcadora para localizar al agresor. Algunas marcan claramente al agresor con un tinte de color llamativo y otras son únicamente visibles bajo luz ultravioleta. Esto permite identificar al agresor hasta 48 horas después.
  • Colorante que permita trazar el disparo a simple vista para corregir la dirección del disparo y comprobar si la zona de impacto es correcta.
  • Posibilidad de disparar desde cualquier posición.
  • Respetuoso con el medio ambiente (ej. sustancias que afecten a la capa de ozono u otros contaminantes).

Conclusión

Considero positivo que cualquier persona pueda acceder a un arma de baja lesividad, concebida para la defensa personal como el spray pimienta. Lo cierto es que si alguien quiere "hacer el mal", puede adquirir artículos igual o más peligrosos en cualquier supermercado, como un cuchillo de cocina, una combinación de químicos abrasivos mezclando productos de limpieza o simplemente los ingredientes para fabricar un spray de pimienta casero.

Un detalle importante es que cuando alguien adquiere un espray de defensa el vendedor tiene la seguridad de que está adquiriendo un arma y que tiene intención de usarla para defenderse. En base a esto, sería adecuado que los vendedores al menos recalcaran al comprador la importancia de ese mínimo de información y formación necesaria para emplear su producto. La pérdida económica de adquirir un producto inútil sería el menor de los males. Un mal conocimiento del uso del spray de defensa puede resultar en un accidente o complicar la agresión que se está sufriendo tras no haber sido capaz de repelerla.

El ilustrador de la portada del artículo es Ivar (Instagram, Web) y las protagonistas son Veg y Coral, personajes del manga "El mayor tesoro" . No os olvidéis de devolverles la visita :-)