Existen multitud de objetos de uso cotidiano que pueden emplearse como armas para repeler una agresión. A esto se le denomina arma de fortuna. Da un vistazo a tu alrededor.

Seguro que ahora mismo puedes encontrar alguna cosa que en caso de necesidad podrías usar para defenderte. Basta con que encuentres algo lo suficientemente contundente para golpear con ello en lugar de usar tu mano o directamente usarlo de proyectil. Quizás algo puntiagudo con lo que puedas aumentar la presión y causar mayor dolor. Cualquier material que corte es susceptible de ser empleado como arma y hay materiales que al romperse crean filos. Las cosas flexibles también pueden ser útiles para defenderse y para emplearse como armas.

Pueden existir muchos útiles con potencial de ser empleados como armas, pero no tantos que sean de uso cotidiano. Todo depende de la situación y del contexto. Un agricultor debido a su trabajo tiene a su disposición un buen arsenal de potenciales armas. ¿Pero qué pasa si las deja en el coche para irse de fiesta?

armas_de_fortuna_defensa_personal_nunchakus.jpg

Los señores medievales de la imagen no están probando sus nuevos nunchakus, están usando mayales agrícolas para separar el grano de la paja. Muchas afamadas armas de artes marciales tienen su origen en apeos de labranza.

Aviso legal: sobre el empleo de armas de fortuna para defensa personal

Aunque la naturaleza de un objeto no sea la de un arma, emplear cualquier objeto como un arma tiene implicaciones legales. Es normal que en un bar haya botellas de refresco, pero si coges una y la empleas para golpear a otra persona, esto no va a eximir tu responsabilidad. Incluso si la usas en defensa propia, seguirás habiendo usado una botella como arma. Luego ya se decidirá si actuaste en legítima defensa y las consecuencias legales.

Este artículo explica qué es un arma de fortuna y cómo se suelen emplear. Aunque explico los principios básicos sobre la situación en España, esta publicación no pretende ser una guía legal. La jurisdicción en cuanto a aspectos como las armas o la legítima defensa no es sencilla y puede cambiar mucho entre distintos países o incluso entre sus regiones. No es un asunto con el que se pueda simplificar, si buscas asesoría legal deberás consultar a un especialista en temas legales.

armas_de_fortuna_defensa_personal_botella_vaso.jpg

Las botellas y los vasos por su función natural tienen una forma magnífica para agarrarse con la mano. Ambas pueden resultar armas contundentes de alta potencialidad lesiva. Además, una vez rotas puede emplearse como arma cortantes.

En España para que exista legítima defensa se deben cumplir tres condiciones: que la agresión haya sido ilegítima, la necesidad racional del medio empleado para impedirla o repelerla y la falta de provocación suficiente por parte del defensor. Valorar “la necesidad racional del medio” supondría, por ejemplo, juzgar si el uso de un arma de fortuna o de tus conocimientos de combate para defenderte ha sido racional. Esta valoración no es simple, cada caso contará con sus particularidades.

Respecto al uso de un objeto como arma, lo que recoge la legislación española es que el medio empleado no se evalúa en función de su naturaleza sino de su potencialidad lesiva. Esto es exactamente el ejemplo de la botella: aunque fue creada para disfrutar de una bebida, si la usas como medio para defenderte será considerada por su capacidad lesiva como un arma.

Qué no son armas de fortuna

Las armas de fortuna son utensilios que no están específicamente concebidos para emplearse como armas. Los llamados “útiles tácticos”, en cuyo diseño sí se ha tenido específicamente en cuenta la posibilidad su empleo como armas no deberían ser considerados como armas de fortuna.

Por este mismo motivo, un arma oculta, camuflada o elaborada a partir de un objeto cotidiano modificado, no son considerados como armas de fortuna. De hecho, este tipo de armas suelen estar prohibidas y especialmente perseguidas en algunas legislaciones, como la española.

armas_prohibidas_defensa_personal_bolso_puno_americano.jpg

Además de ser un objeto cotidiano diseñado para ser un arma, el puño americano aparece recogido entre las armas prohibidas en España.

Cualquier útil que portes intencionadamente para emplearlo como arma, aunque esa no sea su naturaleza, tampoco es un arma de fortuna. Ejemplo de esto sería llevar una muleta o un bastón cuando no existe necesidad de portarlo, o el caso del agricultor que sale de fiesta con sus herramientas “por si hay problemas”.

¿Es lo mismo un útil de fortuna que un arma de fortuna?

Si no empleas ese objeto cotidiano como un arma, entonces podría ser más adecuado denominarlo como útil de fortuna. El problema es que la Asociación de Academias de la Lengua Española (ASALE) define un arma como «cualquier instrumento, medio o máquina destinados a atacar o a defenderse», lo cual es bastante amplio. Aunque es frecuente que se empleen ambos términos para referirse a lo mismo, algunas personas consideran que cuando el objeto se emplea como defensa sin intención lesiva, resulta más adecuado denominarlo como útil de fortuna en lugar arma de fortuna. Os pondré un caso real como ejemplo.

Un individuo enajenado se puso a atacar con un hacha de leñador a un grupo de amigos en una terraza, estos usaron las sillas y mesas para cubrirse y evitar la agresión. Siguiendo el razonamiento anterior, la silla fue un útil de fortuna. Si hubieran usado una silla para golpearle en la cabeza, entonces la silla hubiera sido un arma de fortuna. De forma similar si usas un maletín, un bolso o una chaqueta enrollada en el brazo como elemento de protección, estos objetos serían útiles de fortuna. Sacar partido a ropa y complementos en los enfrentamientos es algo que viene de lejos.

armas_de_fortuna_defensa_personal_ropa.jpg

Un útil para defensa personal no es lo mismo que un útil de fortuna. El primero hace referencia a un dispositivo que sin ser un arma está específicamente pensado para defensa personal. Los útiles de fortuna no se crean con el propósito de ser empleados para defensa personal.

Una alarma sonara es un útil para defensa personal. Si un comerciante usa el megáfono que habitualmente emplea para hacer publicidad, para solicitar ayuda ante una agresión, entonces el megáfono pasa a ser un útil de fortuna.

armas_de_fortuna_defensa_personal_alarma.jpg

Existen muchos modelos de alarmas sonoras para defensa personal. Estas emiten un potente ruido, que algunas acompañan con señales luminosas para llamar la atención y pedir socorro. Hay versiones para niños y otras específicamente pensadas para saltar en caso del robo de un objeto al que se las ancle.

Ejemplos de útiles y armas de fortuna

En esta sección muestro los ejemplos más relevantes y su uso habitual como armas de fortuna. Otros objetos que tengan características similares podrán ser empleados de forma similar. Por ejemplo, un bastón para caminar podría emplearse de forma similar a un paraguas largo. Ten en cuenta que en algunos países como España la policía tiene potestad de requisar cualquier objeto que genere un riesgo potencial para las personas. Concretamente, atendiendo al artículo 18.2 de la Ley Orgánica 4/2015, de 30 de marzo, de seguridad ciudadana.

Los agentes de la autoridad podrán proceder a la ocupación temporal de cualesquiera objetos, instrumentos o medios de agresión, incluso de las armas que se porten con licencia, permiso o autorización si se estima necesario, con objeto de prevenir la comisión de cualquier delito, o cuando exista peligro para la seguridad de las personas o de los bienes.

Bolígrafos

El bolígrafo puede usarse para golpear, ejercer presión o incluso apoyarse para la realización de pequeñas palancas. Dependiendo del tipo de materiales con los que esté fabricado y lo angulosa que sea su terminación, podrá resultar potencialmente más lesivo. Cuanto más puntiagudo, mayor será la presión que pueda ejercer. También sirve como refuerzo sobre el que cerrar el puño, de hecho, esta es la forma que considero más adecuada de empuñarlo para golpear y presionar.

armas_de_fortuna_defensa_personal_boligrafo_kubotan.jpg

Un bolígrafo puede emplearse de forma similar a un yawara o kobutan, pero si este está elaborado de un material poco resistente podrá partirse fácilmente. La imagen anterior muestra el diseño casi idéntico de un bolígrafo de Caran d'Ache con el de un modelo de kubotan. Nótese que no es un bolígrafo táctico es un diseño clásico de una marca muy conocida por la calidad de sus artículos de escritura. Si imita a algo es a sus excelentes lápices de madera de cedro.

Como arma de fortuna resulta más adecuado emplear bolígrafos elaborados con materiales como el acero inoxidable, titanio o plásticos de alta resistencia mecánica. Insistir en que un bolígrafo táctico diseñado para poder ser empleado como arma, no es lo mismo que un arma fortuna.

Bolsos, mochilas y maletines

Cuando están llenos de otros objetos resultan adecuados para emplearse como escudo. Así mismo, se pueden agarrar para golpear con ellos o directamente lanzarlo al agresor para facilitar la huida. Si vas a golpear con un bolso o mochila, procura no dejar un asa suelta, dificultando así que el agresor lo enganche. Aprovecho para recordarte que tenemos un artículo sobre cómo llevar un bolso de manera segura.

armas_de_fortuna_defensa_personal_bolso.jpg

Botellas

Las botellas de vidrio son empleadas frecuentemente en peleas callejeras como armas contundentes y arrojadizas. Además, al romperse crean bordes afilados permitiendo su uso como arma blanca. Las botellas de otros materiales como el aluminio o el plástico, pueden ser empleadas también para empujar, sacar distancia o golpear, especialmente cuando están rellenas de líquido. Los cuellos más estrechos favorecen un mejor agarre y maniobravilidad.

En determinadas circunstancias, como los eventos deportivos, suele estar prohibido el acceso al campo con botellas de agua congelada, ya que pueden ser empleados como proyectil.

Carpetas y portadocumentos

Debido a sus esquinas puntiagudas y sus cantos (laterales), estos utensilios resultan eficaces para golpear. Además pueden ser usados como escudo y para desviar golpes e intentos de agarre.

Cinturón

Es frecuente entre algunas tribus y bandas urbanas que sus miembros porten cinturones con hebillas de gran tamaño y mecanismos de desabrochado rápido, para emplearlos como armas. Por esta razón es posible que en determinados contextos la autoridad te impida portar cierto tipo de cinturones. Existen modelos de cinturones cuyas hebillas ocultan puños americanos y cuchillos. Esto no son armas de fortuna, son armas ocultas y por tanto prohibidas en muchos países.

armas_de_fortuna_defensa_personal_cinturon.jpg

Un cinturón está típicamente formado por una gruesa cinta de cuero con una hebilla metálica en uno de sus extremos. La cinta de cuero y el peso metálico en la punta hacen que puede emplearse como una auténtica arma flexible. Los modelos tachonados y con hebillas grandes pueden ser especialmente peligrosos.

Frasco de perfume

Como cualquier otra botella, los frascos de perfume pueden ser empleados para golpear o emplearse como arma arrojadiza. Además pueden emplearse para arrojar su líquido al rostro del agresor, como si se tratara de un espray. Los perfumes no están hechos para ser arrojados a los ojos de la gente, por lo que es difícil saber a ciencia cierta lo que pueden causar en el agresor. Puede ser que el daño sea muy grave y no hagas un “uso proporcional del medio” o que no cause efecto alguno en el agresor.

Por si los anteriores ejemplos sobre armas ocultas no han sido suficientemente claros, insistiré en que usar un perfume como espray para defenderte no es lo mismo que rellenar un frasco de perfume de una sustancia potencialmente lesiva.

Llaves, llaveros y cadenas

Las llaves son metálicas, acaban en punta y algunos modelos tienen múltiples picos. Esto permite que sean usadas para golpear, presionar y rasgar. Si van sujetos a un llavero largo o una cadena se pueden emplear como un pequeño látigo. El llavero también puede ser arrojado a la cara del agresor, más como distracción que para causar daño. En algunos sitios he visto recomendar insertar llaves entre los dedos para emplearlas como si fueran garras o un puño americano, no lo recomiendo para nada, no lo hagas.

Algunos llaveros y cadenas habituales, como los puños de mono, parecen ideales para golpear o directamente han sido diseñados para ello. Debes tener precauciones con este tipo de útiles, no todo vale como llavero. En España, por ejemplo, no se pueden portar mosquetones grandes de escalada como llavero, ya que pueden emplearse como puños americanos. Si usas un kubotan como llavero, este no deja de ser un kubotan.

armas_de_fortuna_defensa_personal_llavero.jpg

Mechero

Un uso muy habitual es situarlo dentro de la mano para formar y reforzar el puño. Algunos pueden explotar si se lanzan con fuerza contra el suelo, elemento que puede ser empleado como distracción. Recientemente se hizo popular un video de una broma sobre cómo librarse de una estrangulación. Lo que parecía un practicante de BJJ pedía a su compañero que le aplicara un mataleón para explicar cómo podía defenderse. Tras cerrar la estrangulación, el defensor saca un mechero y empieza a quemar el brazo del atacante desde una prudencial distancia. Más allá de la broma, actuar directamente con la llama o calentar previamente la parte metálica que rodea la boca de la llama puede ser útil para emplearlo como defensa.

Monedas, monederos y carteras

Las monedas pueden arrojarse a la cara del agresor. No es de esperar que vayan a causarle demasiado dolor, pero puede ser útil como distracción. Si van apretadas dentro de un monedero pueden resultar bastante más lesivas. Siguiendo esta premisa ya existen “monederos tácticos” diseñados específicamente para apiñar las monedas de tal forma que acabes teniendo un pequeño bate. También existen carteras tácticas para llevar tu tarjeta con refuerzos metálicos, que además de bloquear el RFID se pueden usar para golpear.

armas_de_fortuna_defensa_personal_cartera.jpg

Móvil

Un móvil puede ser empleado como un objeto contundente, especialmente cuando llevan determinadas carcasas protectoras o simplemente para pedir ayuda. Existen aplicaciones pensadas específicamente para la seguridad personal. Este tipo de aplicaciones típicamente permiten compartir en tiempo real tus movimientos y un botón del pánico que puedes pulsar para alertar rápidamente en caso de que ocurra algún incidente.

Paraguas y sombrillas

Los paraguas pueden emplearse para golpear como sucedería con un palo de dimensiones similares. Además, pueden abrirse para impedir la visión del agresor y mantener la distancia. Algunos paraguas largos tienen punta y es habitual que terminen en forma de gancho, lo cual amplía considerablemente el posible repertorio técnico para emplearlo como arma.

armas_de_fortuna_defensa_personal_paraguas_katana.jpg

Recuerda, una cosa es que el paraguas tenga el mango en forma de katana y otra que que oculte dentro una hoja. Un paraguas que oculte un arma no es un arma de fortuna, sino un arma oculta. Insistir en que este tipo de armas están prohibidas en muchos países, siendo España uno de ellos. Por otro lado, como se asemeje mucho a una katana y lo lleves colgado a la espalda, tienes bastantes probabilidades de que la policía se interese por tí. En algunos países puedes tener problemas si parece que vas portando alegremente un arma, aunque luego sea solo un juguete o una réplica inofensiva. Mejor cómprate un paraguas resistente de los de toda la vida.

Un caso histórico, el abanico

El abanico ha sido empleado históricamente como arma en distintos países. Un caso paradigmático sería Japón, donde podemos encontrar el Tessen (abanico de guerra) el cual cuenta con su propia disciplina marcial, el Tessenjutsu. También en Japón nos podemos encontrar con Kanzashi, un adorno para el pelo con forma de varilla ampliamente usado durante el periodo Edo, que fue igualmente empleado como arma defensiva. Estos objetos podrían ser diseñados para ser más útiles en caso de ser empleados como armas, al igual que hacemos ahora con los “tácticos”. Otros directamente eran elaborados como armas, como los abanicos cuyas varillas eran láminas metálicas afiladas y puntiagudas.

armas_de_fortuna_defensa_personal_abanico_mai_shiranui.jpg

El abanico es el arma que emplea Mai Shiranui, protagonista de Fatal Fury y The King of Fighters. Un abanico bastante simple, sin cuchillas ni refuerzos llamativos. En el siguiente vídeo la podéis ver repartiendo en varios videojuegos de lucha desde 1992 hasta 2016.

Conclusión: cuidado, no es tan sencillo

Obviando los temas legales, que un objeto cotidiano pueda ser empleado como arma no significa que sea fácil o que cualquiera sin adiestramiento pueda recurrir a ellos. Defenderse no es fácil, ni a nivel físico ni psicológico. El mero hecho de sacar el utensilio que vas a emplear como arma de fortuna de donde lo lleves guardado puede ser todo un reto en una situación de estrés.

Si consigues superar este paso, luego tienes que emplearlo. Sin adiestramiento previo, probablemente lo único que alcances a realizar sea intentar golpear a lo loco, en el primer sitio que juzgues adecuado y “que Dios reparta suerte”. Si en lugar de golpear quieres lanzarle algo, tendrás que tener buena puntería y estar preparado para que no te tiemble el pulso en una situación de riesgo.

armas_de_fortuna_ilustracion.jpg

De forma similar te ocurrirá para cualquier otro tipo de técnica. Puede que sea una buena opción para defenderte, pero también corres el riesgo de autolesionarte o de no controlar la magnitud de tu respuesta, excediéndote en el uso racional del medio.

La ilustración de portada de este artículo es de Heiwa_Chan. Podemos ver a Lydia preparando su boli y su cinturón para defenderse ;-) . Dicen por ahí que conoce más de cien formas de dejarte noqueado con ese bolígrafo.