Las armas ocultas son aquellas que se hacen pasar por otros objetos, generalmente de apariencia inofensiva y uso habitual, como un bolígrafo o un cinturón. Hoy en día cualquier persona puede hacerse con un arma oculta, por eso es necesario conocer las más frecuentes.

Las personas que portan armas ocultas suelen tener dos objetivos principales:

  1. Poderlas introducir de forma clandestina.
  2. Aprovecharse del factor sorpresa para eliminar toda posibilidad de defensa del individuo contra el que la usa.

Portar algo que está oculto y específicamente pensado para hacer daño de manera sorpresiva a otro ser humano tiene sus consecuencias legales. Llevar una pequeña cuchilla oculta en un pintalabios te puede traer muchos más problemas legales que llevar una navaja.

armas_ocultas_pintalabios_cuchillo.jpg

Este perverso fin hace que las armas ocultas suelan estar prohibidas y su porte sea severamente castigado en muchos países. Incluso en países como E.E.U.U. donde se suele ser bastante permisivo con las armas, existen estados donde armas ocultas como los bastones estoque están específicamente prohibidos, mientras sí que se permite portar armas de fuego para defensa personal.

Debo recalcar que un arma oculta no es lo mismo que ocultar un arma. Las armas ocultas están específicamente diseñadas para camuflar su naturaleza, para que estando a la vista no se las identifique como tal, sino por otro objeto. Este objeto puede ser de apariencia inofensiva u otro tipo arma, como un cuchillo que oculta una pistola.

armas_ocultas_cuchillo_pistola.jpg

En la actualidad existen un buen número de sitios webs, la mayoría de China, que venden armas ocultas fabricadas industrialmente a gran escala y a precios muy bajos. Las envían a cualquier lugar del mundo y a cualquier persona, sin importar las condiciones legales del destino. Su calidad tiende a ser igualmente muy baja, pero siguen siendo peligrosas, también para el que las porta ya que este hecho facilita autolesionarse.

Por otro lado, el hecho de que estas armas ocultas se estén elaborando a nivel industrial las hace más fácilmente reconocibles. Si conoces la existencia de este tipo armas, podrás percatarte de su existencia y aumentar tus posibilidades de defensa, evitando el factor sorpresa. Igualmente, los profesionales del mundo de la seguridad deben estar muy atentos a la aparición de este tipo de armas para poder identificarlas rápidamente.

armas_ocultas_dalila_recorte.jpg

Dado su bajo coste y comodidad de porte, las armas ocultas más habituales son las que camuflan algún tipo de hoja o pincho. La actual elaboración industrial de armas ocultas hace que sea exactamente el mismo tipo de hoja la que se oculte en una amplia gama de utensilios.

Otro caso muy frecuente es ocultar armas de espray o aerosoles. El espray de pimienta es un arma de defensa legal en muchos países, pero en la mayoría de ellos se debe cumplir con una serie de requisitos y tratarse de espráis homologados. Los espráis de pimienta (ya sean caseros o industriales) ocultos en objetos como bolígrafos, mecheros, anillos, rímel, llaveros o frascos de perfume; son considerados como armas ocultas. Ten en cuenta que los espráis de defensa de baja calidad tienen un altísimo riesgo de autolesión.

armas_ocultas_spray_pimienta.jpg

En los objetos que funcionan con baterías es cada vez más frecuente ocultar armas eléctricas tipo táser. Los utensilios que ocultan armas de fuego son mucho menos frecuentes y mucho más complejos de elaborar, pero con la pericia suficiente las armas de fuego pueden ocultarse en espacios muy reducidos, como un mechero, un reloj de bolsillo o un anillo.

A continuación te presento las armas ocultas que actualmente me parecen más significativas, atendiendo a lo fáciles que son de adquirir y a lo frecuente de su porte.

Armas ocultas como bolígrafos

Estas armas se elaboran reduciendo o anulando el compartimento que donde debería alojarse la carga de tinta para camuflar un arma. Como ya indiqué, lo más habitual es que el arma oculta sea un cuchillo, dejando espacio suficiente para que el bolígrafo siga funcionando como tal.

armas_ocultas_boligrafo_cuchillo.jpg

Los bolígrafos también se pueden emplear para ocultar armas de espray y eléctricas. Respecto a las eléctricas, dadas las dimensiones habituales de un bolígrafo, es complicado introducir un taser efectivo, al menos a un precio accesible para cualquier persona.

Aunque su adquisición es más compleja, las armas de fuego ocultas como bolígrafos son considerablemente habituales. Se trata de bolígrafos preparados para disparar balas, normalmente una del calibre .22. Disponen de un mecanismo bastante característico, similar al que se aprecia en un rifle de cerrojo.

armas_ocultas_boligrafo_pistola.jpg

Actualmente se fabrican bolígrafos completamente normales que emplean un accionador similar simplemente para extraer y guardar la punta de escritura. En cualquier caso, si ves un bolígrafo con un elemento de este tipo, mejor no esperar a comprobarlo.

Armas ocultas como peines

Los peines de plástico ocultan cuchillas finas en la parte de las púas, dado que están enfocadas al apuñalamiento no disponen de demasiado filo. En la ilustración de portada de este artículo puedes encontrar a Dalila portando dos armas de este tipo. Los cepillos, más gruesos, suelen ocultar punzones o cuchillos de mayor envergadura.

armas_ocultas_peine_cuchillo.jpg

Armas ocultas como pintalabios y otros utensilios de maquillaje

Abres un pintalabios, lo giras y aparece una cuchilla. Este arma oculta se fabrica a escala industrial, pero también es una de las armas de fabricación casera más habituales. Los que las fabrican emplean desde puntas de cuchillos que se han partido hasta limas afiladas que calientan para fijarlas al plástico de la base que soporta la barra del pintalabios.

armas_ocultas_pintalabios_taser_spray_pimienta.jpg

La imagen anterior muestra un pintalabios que oculta un aerosol de pimienta y un taser, junto a otro modelo más sencillo que oculta una pequeña hoja de doble filo. Otros utensilios de maquillaje como los rotuladores de rímel pueden ser empleados para ocultar cuchillas o espráis de defensa.

Armas ocultas como linternas

Por su morfología y funcionalidad, las linternas son probablemente el utensilio idóneo para ocultar un arma eléctrica. Por otro lado, no se trata de un objeto que se porte de manera habitual en cualquier circunstancia y podría levantar sospechas incluso entre los que desconocen la existencia de estas armas ocultas.

Es frecuente que se haga referencia a las mismas como “linternas tácticas” y que además de su modalidad de táser, cuenten con una excelente capacidad lumínica, un cuerpo robusto que permite su empleo como arma contundente e incluso una corona dentada específicamente diseñada para golpear.

armas_ocultas_linterna_taser.jpg

Armas ocultas como móviles y otros aparatos electrónicos

Los aparatos electrónicos de porte habitual (móviles, vestibles y demás gadgets) son un excelente lugar para ocultar armas y suelen facilitar camuflar armas eléctricas. Al contrario de lo que ocurre con las linternas, al tratarse de utensilios habituales es mucho más sencillo que pasen desapercibidos y contar con el factor sorpresa.

Las armas pueden ocultarse tanto en el propio utensilio como en alguno de sus accesorios: existen móviles táser, pero también existen fundas de móvil que ocultan un táser. Las fundas de móvil que ocultan armas blancas son también armas ocultas de fácil adquisición.

armas_ocultas_funda_movil_cuchillo_taser.jpg

Actualmente se comercializan varios modelos de pistola ideadas para ser portadas con facilidad como si de una cartera se tratase. Entre ellos podemos encontrar el siguiente modelo que trata de imitar un móvil, pero existen otros con menos grosor y del largo y alto de una tarjeta de crédito.

armas_ocultas_funda_movil_pistola.jpg

Armas ocultas como tarjetas

La navaja oculta como tarjeta de fabricación industrial tuvo mucha popularidad entorno a 2010. Se trata de una hoja de navaja que queda oculta tras una tarjeta de crédito y que mediante una serie de pliegues forma un mango con el que empuñarla. Si bien esto puede facilitar su ocultación, el plegado no es rápido, lo que elimina el factor sorpresa.

armas_ocultas_tarjeta_navaja.jpg

Muchos de los que adquieren esta navaja lo hacen por la comodidad de porte y no son conscientes de que están llevando un arma oculta y de sus consecuencias legales, dado que no tienen la intención de emplearla de forma malintencionada. Lamentablemente, para el uso malintencionado existen opciones de fabricación casera mucho más habituales y tan sencillas como pegar una cuchilla de afeitar a una tarjeta.

Armas ocultas como llaveros y llaves

Los llaveros tienen una enorme variedad de formas, o que les permite ocultar todo tipo de armas, incluidas las de fuego. Como expliqué en el artículo sobre armas de fortuna, existen modelos de llaveros que pueden ser empleados como armas contundentes o flexibles. Los kubotanes son armas que se suelen llevar como llavero y existen modelos que ocultan otro tipo de armas.

armas_ocultas_kubotan_navaja.jpg

Las llaves tampoco se quedan cortas, una búsqueda rápida en internet te permitirá ver varios modelos de llaves que ocultan armas de fuego. Mucho más frecuente es encontrarse con llaveros que incluyen una pequeña navaja encerrada en un utensilio habitual. El ejemplo más clásico es una llave que hace la vez de cachas de una navaja. Aunque suele tratarse de piezas más bien ornamentales no concebidas para camuflar el arma, te recomiendo evitar este tipo de llaveros. Si se lleva al extremo podrían suponer que estás intentando ocultar un arma.

Armas ocultas como bastones y paraguas

Los bastones y paraguas son excelentes armas de fortuna, pero también disponen de una excelente estructura para esconder armas de gran tamaño y letalidad. Existen bastones estoque de gran calidad a la venta, incluyendo artículos de coleccionismo, pero también se pueden encontrar multitud de modelos de bastones que ocultan armas blancas de todos los tamaños y a precios ridículos. Evidentemente, ni sus hojas ni el propio bastón será de una gran calidad, pero para el uso que se les quiere dar, tampoco es necesario.

armas_ocultas_bastones_estoque.jpg

El bastón situado más a la derecha es un modelo muy habitual que permite montarlo por secciones roscadas con distintas funcionalidades, entre las que se pueden encontrar cuchillos y puntas que quedan ocultas cuando no se emplean como secciones de los extremos. Este mismo sistema se emplea para ocultar otras armas como nunchakus.

En lo que respecta al uso de bastones para camuflar armas de fuego, la dimensión del cilindro estos utensilios permite adaptar distintos tipos de balas y cartuchos. Los bastones escopeta son las armas ocultas más frecuentes de este tipo.

Armas ocultas como cinturones y pulseras

Las hebillas de los cinturones y los enganches de pulsera suelen ser los huecos donde se ocultan las armas y formar parte integral de la misma. Los cinturones son empleados con mucha frecuencia como arma oculta, para ocultar armas y como armas de fortuna.

Existen dos tipos de modelos ampliamente extendidos según la función de la hebilla: aquellos cuya hebilla forma un cuchillo integral y los que ocultan un cuchillo extraíble en la hebilla, sin que esta forme parte del cuchillo.

armas_ocultas_cinturon_cuchillo.jpg

Algunas armas ocultas pueden confundir a los compradores, ya que estos no las aprecian como tal y no son consciente de la gravedad que conlleva portarlas. Por ejemplo, estas pulseras elaboradas con cordón de nylon se ofrecen como pulseras tácticas y entre sus accesorios incluyen una pequeña cuchilla. La realidad es que esa pequeña cuchilla está camuflada como una hebilla y no tiene nada que envidiar a las que se suelen ocultar dentro de pintalabios.

armas_ocultas_pulsera_cuchillo.jpg

Conclusión: Toma medidas para que las armas ocultas no te sorprendan

Ahora mismo seguramente tengas la impresión de que prácticamente cualquier cosa puede ocultar un arma. ¡Incluso un arma de fuego! Estas en lo cierto. Aquí hemos mencionado solo las armas ocultas más habituales, pero hay muchas más.

Las pistolas ocultas como paquetes de cigarrillos, maletines, bombas de bici, instrumentos, prótesis o que aparentan ser de juguete; son ejemplos de armas ocultas más exóticas. Pero como indiqué al principio, estas armas son mucho menos frecuentes, dado que no se producen de manera masiva y su adquisición es más costosa y complicada a nivel legal. En muchos casos son piezas realizadas a medida por artesanos y expertos armeros. Su fabricación casera requiere de herramientas y conocimientos sólidos, a menos que se quiera correr un serio peligro.

armas_ocultas_zeiya_dalila_1.jpg

Las armas ocultas que están al alcance de todo el mundo y por tanto son más frecuentes no presentan tanta variedad. Una simple búsqueda en determinadas tiendas basta para hacerse una idea del tipo de armas ocultas que tienen más probabilidades de estar circulando.

Estas tiendas suelen vender armas ocultas describiéndolas como “armas de defensa personal”, “tácticos”, “supervivencia” o “EDC”, del inglés Every-Day Carry. Es tu responsabilidad saber diferenciar entre armas ocultas, utensilios tácticos, armas de fortuna, etc; atendiendo a la legislación de tu país. Podrías llevarte una muy desagradable sorpresa si adquieres algún tipo de objeto táctico que tú llevas alegremente a todos lados y que realmente se tratara de un arma prohibida.

armas_ocultas_zeiya_dalila_2.jpg

Muchas gracias a Zeiya (Instagram, Twitter, Youtube, Facebook) por realizar las ilustraciones para este artículo, protagonizadas por su personaje Dalila.